El especialista Justo Pastor Vargas Espinosa, fue de los pocos que en el Colegio de Boyacá, escaló todos los peldaños hasta llegar a ser uno de los más destacados y entregados docentes, si bien era licenciado en Ciencias Sociales, le gustaba la tecnología que se convirtió en pasión la que transmitió clase a clase a sus alumnos. Quienes lo conocieron aseguran que fue un caballero de caballeros. El año pasado recibió la distinción “Colegio de Boyacá Bicentenario”, categoría Plata, en reconocimiento a sus especiales virtudes humanas, intelectuales y profesionales, en beneficio de la niñez y la juventud, durante cuarenta y cinco años, en el Colegio de Boyacá.
Saludamos y acompañamos a su distinguida familia en estos momentos de dolor y le manifestamos nuestros más sinceros sentimientos de pesar.

Escriba su comentario